Ermita San Juan

Ermita San Juan

La ermita de San Juan o del Santo Cristo de los Remedios constituye unos de los ejemplos más encantadores de la cantería riojana del siglo XVIII como ámbito centralizado. planta octogonal y de lineas curvas envolventes construído por Juan Bautista Arbaizar.


Está delimitada por contrafuertes cilindricos y presenta ingreso adintelado con moldura mixtilinea entre corintias que soportan entablamento. En el segundo cuerpo hay hornacina entre pilastras con los típicos aletones de moldura mixtilinea. La imagen que esta hornacina cobija nos recuerda que esta ermita se levantó sobre la Iglesia en ruinas de San Juan Bautista. La portada termina con la espadaña de un solo hueco que actúa como coronación del conjunto.


Los tres retablos de la cabecera son de estilo rococó del siglo XVIII y tienen las siguientes imágenes coetáneas: cuatro virtudes, San Francisco de Sales, San Juan Nepomuceno, Virgen del Carmen; la Dolorosa, San Juan Evangelista, San Juan Bautista; San José, Santa Rita. El Cristo de los Remedios esta desde la Cruz de Septiembre a la cruz de mayo, el resto del año el hueco está vacío pues el Cristo esta en la parroquia. Los retablillos laterales de la ermita son de estilo neoclásico y contienen a Santo Domingo de la Calzada y La Virgen de Guadalupe de Mexico.


Los ornamentos litúrgicos expuestos en las vitrinas son de la parroquia. A destacar los temos verde y rojo con casi medio milenio de antigüedad. Una colección de reliquias y relicarios de diferentes estilos y varias AUTÉNTICAS de dichas reliquias. Dolorosa de vestir, barroca del XVIII. Un lienzo del Descendimiento de la escuela italiana del XVII. En la sacristía hay vitrinas con ornamentos litúrgicos, nacimiento de madera y dos imágenes de vestir del XIX.