Palacio Quincoces

Palacio Quincoces

Aunque hay quien sostiene que fue esta casona donde se alojaron Don Enrique II de Castilla y Carlos II de Navarra para concertar el matrimonio de su hijos, lo cierto es que este edificio fue construido a mediados del siglo XVI ( es decir, muchas décadas después), posiblemente por Juan Martinez de Mutio y Juan Pérez de Solarte mientras estaban ocupados de las obras de la iglesia parroquial.


Muy relacionado con el Palacio Paternina de Haro, la fachada de este Palacio, mal llamado de los Quincoces, (coetánea de la iglesia parroquial) se articula en dos palntas asimetricas flanqueadas por cubos volados que se rentabilizan como recursos defensivos. El ingreso principal se resuelve en medio punto entre pilastras toscanas con relieves de cabezas de angelotes en el doblaje y medallones con bustos de sus antiguos propietarios en las enjutas siguiendo modelos clásicos. Es una de las construcciones civiles mas singulares del renacimiento norteño.


A mediados del siglo XVIII habitaba esta casona don Diego de Ungo.